Links y tips para un verano sostenible

Estás aqui Portada » Links y tips para un verano sostenible

Links y tips para un verano sostenible

Llevamos tan sólo unos días de verano y ya algunos se están volviendo locos hablando de calores y previsiones: que si va a ser el verano más cálido de los que se han registrado, que la AEMET dice que este año va a llover menos que la media, que “si ya en junio estamos así, qué va a ser de nosotros en agosto.” Eso y lo de “a ver dónde colocamos al perro, al periquito y a la suegra” son los grandes hits cada verano.

Ya saben que en esta sección siempre, de una forma u otra, les doy recomendaciones. Este mes vamos a ser más prácticos y vamos a ir directamente al grano: encuentren a continuación algunos consejos para conseguir ahorrar unos eurillos, reducir su huella climática durante estos meses posteriores al solsticio y mejorar su relación con la vida y con esta época tan amada u odiada del año. Se quejen o no se quejen, nos quedan tres meses.

Sobre el ahorro energético:

Eviten el calor y pónganse frescos: el verano es para desnudarse.

Les pido un favor: no me sean de esos que ponen la calefacción en invierno para estar por casa en tirantes y rozando la lipotimia y en verano el aire acondicionado como si tuvieran a los pingüinos de Madagascar paseando por el pasillo. Si siguen este consejo, podrán sentirse orgullosos de hacer un uso adecuado de la energía y, además, con lo que ahorren, igual les da hasta para vivir El sueño de una noche de verano. Elijan el que más les guste.

La temperatura media en casa debería oscilar entre los 20 grados en invierno y los 25 en verano, grado arriba o grado abajo. ¿Recuerdan que hace un tiempo las distribuidoras de electricidad nos dijeron que, a partir de entonces, el precio de la luz variaría por horas? Las oscilaciones del precio de la luz de una hora a otra o de un día a otro son más que significativas. Les invito visitar un par de webs donde pueden encontrar esta información: tarifaluzhora.es, donde además nos muestran la gráfica de la evolución del precio de la luz a lo largo del día y energia.guru que además nos permite conocer el precio de la luz del día siguiente a partir de las 20:30 horas. Elijan el que más les guste o busquen el de su preferencia, que hay muchos, pero háganme caso, aunque sólo sea por curiosidad.

– Si deciden llevar ropa, que sea cómoda y ligera:

Mejor si son de fibras naturales y colores claros, especialmente durante el día. Y recuerden esa frase tan acertada de “la arruga es bella.” No se me maten a planchar tres horas los pantalones de lino para dejarlos perfectos porque entonces no hemos conseguido nada. Laven la ropa centrifugando a menos revoluciones que en invierno y tómense un poco de tiempo para colgarla a secar estirada. Verán que el uso de la plancha puede ser cosa del pasado.

– El viento es mucho más que aire en movimiento:

Esto depende del consumo energético de ambos equipos, claro está, pero de media los ventiladores gastan un 90% menos que los equipos de aire acondicionado. Y si ya consiguen hacer circular el aire dentro de su vivienda de forma natural, les doy un diez. Abran las ventanas de babor y estribor en las horas frescas del día y cierren persianas, ventanas y escotillas a cal y canto durante las horas de mucho calor. Bajen toldos y apaguen las velas a sus santos, que también tienen derecho a tomarse unas vacaciones, aunque sea dos o tres meses al año.

Sobre la convivencia con la Naturaleza:

– Visiten a la madre Naturaleza:

Digo esto con el corazón en un puño… Menos mal que nos conocemos y yo sé que ustedes no son de esos que se van en plan dominguero a la playa o la montaña los fines de semana cargando nevera, comida y cervezas y haciendo más ruido que un regimiento. Menos mal que nos conocemos y yo sé que ustedes no son de esos que dejan los sitios donde van llenos de basura, colillas y residuos orgánicos para “contribuir a la alimentación de la tierra.” Menos mal que nos conocemos y ustedes no son de esos que con música a todo trapo, gritos, cantos y lamentos, desplazan a las poblaciones de animales que nos prestan su hábitat para que nosotros también lo disfrutemos.

¿Verdad señor@s que nos conocemos?

– Ecoturismo: la alternativa a los destinos de sol y playa de toda la vida.

Esta es una forma de hacer turismo especialmente preocupada por el uso y disfrute de la Naturaleza y el respeto al medio ambiente. Cada día son más las empresas que adaptan su oferta a una demanda cada vez mayor: desde casas rurales a agencias de viaje, pasando por medios de transporte compartidos y proyectos fundacionales de conservación de zonas protegidas. Un tipo de turismo para disfrutar en soledad o en familia, con opciones para todos los gustos, en especial para aquellos que desean un “aporte adicional” para su experiencia vacacional. Les voy a dar un par de ejemplos:

Turnat (www.turnat.com) es una empresa que ofrece a sus usuarios una cada vez más extensa red de alojamientos rurales situados en pueblos con sabor y encanto de Cáceres y Portugal, en los que el descanso se hace compatible con actividades de turismo activo que enriquecen la experiencia de los clientes. Una alternativa de interior para aquellos que echan de menos el sabor de las vacaciones en el pueblo de toda la vida, sin renunciar a ciertas dosis de adrenalina.

Solidive (www.solidive.org) es un ejemplo de esas entidades que aportan su granito de arena a cambiar el hoy y el mañana. Una apuesta por la economía solidaria, el turismo sostenible y la cooperación internacional para el desarrollo, en este caso a través del submarinismo. Son muchas las opciones que ofrecen: desde fines de semana de inmersiones en entornos protegidos, actividades formativas o viajes a destinos paradisíacos, bajo criterios medioambientales, con especial énfasis en la concienciación de todos los actores implicados.

– En invierno tuve un perro. Ahora… pasa palabra.

Otro ataque directo a este pobre corazón mío. Me duele el alma al hablar de esto.

¿Saben que en España se abandona un perro o gato cada 16 minutos? Sí, sí, han leído bien. En este país que tanto amamos, haciendo media entre los 365 días del año, cada 16 minutos nos sobra un corazón en nuestras vidas. Especialmente en verano cuando, como la chaqueta, “causan tanto inconveniente.”

Mi parte optimista me hace ser agradecida, porque gracias a entes –me niego a llamarles personas- de esa calaña, hay personas –ahora sí- que encontramos la más bella compañía que colma de felicidad nuestras vidas, 365 días al año, 24 horas al día, sin descanso.

Vamos a jugar a un juego, dado que el editor está acostumbrado a mis irreverencias –gracias una vez más Chema-. Vamos a hacer como esta “buena gente” cuando les preguntan dónde está el perro o el gato que compraron como regalo de Navidades; vamos a jugar al pasapalabra.

Hay que ser … (comenzando por h, expresión castiza compuesta de tres palabras que designa a aquel, descendiente de las profesionales de la actividad económica más antigua atribuida a raza humana) para dejar a un animal abandonado, tirado en la calle como un mueble viejo, porque nos vamos de vacaciones. Un ser vivo con necesidades básicas, como nutrirse e hidratarse, pero también afectivas, gracias a nuestra decisión neolítica de domesticarlos.

Hay que ser (comenzando por c, superlativo del nombre que recibe el macho de la cabra) para exponer una vida y jugar con ella a gusto, conveniencia y antojo.

Hay que ser … (comenzando por d, individuo carente de gracia) para tener un corazón tan vacío, capaz de hacer algo semejante a cualquier ser viviente, sea de la especie que sea. Incluyo también a las plantas.

Pero nosotros no. Nosotros no hacemos eso, ¿verdad? Los lectores de este periódico, que ya nos conocemos, somos mucho más que eso.

¿Verdad señor@s que nos conocemos?

Sobre ecología, pero esta vez la emocional:

Dicen que el verano es época de crisis sentimentales y que en los meses que le siguen el número de divorcios se multiplican. ¿Por qué será? Pues porque es tiempo de convivencia, de pasar todo el día juntos, de roces… y miren que a veces se hacen molestos los roces durante el verano, ¡con el calor que hace! “Pepe echa pa´llá”

¿Recuerdan aquél artículo en el que les hablaba de reducir, reutilizar y reciclar emociones y sentimientos? Si se lo perdieron, pueden recuperarlo en la versión online de este periódico; se publicó allá por el mes de febrero. No obstante, en forma de verso, les adapto las ideas más importantes.

Amen, perdonen, no critiquen,
pónganse en el lugar del otro, empaticen.
Aprendan, comprendan y tranquilicen;
por encima de todo, no martiricen.

Sean tolerantes y cuiden sus emociones,
no entren al trapo con los calores.
Haya fútbol, olimpiadas o elecciones,
enfríen cuanto puedan sus pasiones.

¡QUE TENGAN UN MUY FELIZ Y SOSTENIBLE VERANO!

Artículo publicado en el número 30 del Periódico Capital Noroeste – junio 2016.
By | 2016-10-23T16:18:00+00:00 junio 27th, 2016|Ecología, Opinión|0 Comments

Leave A Comment