QUIÉN SOY 2016-10-23T16:38:08+00:00

Natalia
López-Maroto

Soy una persona. Igual que tú.
La vida me ha llevado por un camino en el que el incorformismo y la búsqueda de “algo” me ha hecho recorrer muchos y diferentes lugares, físicos y mentales. De todas esas experiencias, siempre he aprendido algo. Bueno o malo, es lo que quiero compartir contigo.

Prefiero la flexibilidad de pensamiento y el crecimiento. Prefiero la movilidad al estatismo. No encajo en una vida marcada por la rutina o el enquilosamiento. A veces pienso que es una suerte; otras que tiene poca gracia. Sin embargo, en el fondo, mi brújula marca siempre un mismo rumbo que gobierna mi vida bajo algunos principios:

  • Principio de causalidad: no creo en las casualidades. Creo que cada cosa que acontece en mi vida tiene un significado, que me esfuerzo por conocer y entender.
  • Principio de ocupación: hace algún tiempo elegí eliminar la palabra “preocupación” de mi vocabulario. Me ocupo de las cosas a su debido tiempo, en el momento necesario; no cuando sólo existen en un pensamiento basado en la irrealidad.
  • Principio de vida presente: relacionado con el principio anterior. Para mi no tiene sentido lamentarse por el pasado -defiendo la erradicación del tiempo verbal pretérito pluscuamperfecto de la faz de la tierra… “si hubiera…” – Tampoco le encuentro sentido a construir pensamientos sobre un futuro que desconozco y no existe.
  • Principio de libertad: o dicho de otra forma “vivo y dejo vivir.” Hago todo lo posible por no juzgarme o juzgar a otras personas; ni en lo que respecta a decisiones ni a actos . Intento aconsejar y ayudar en la medida que me es posible, pero la no intromisión en la vida de otras personas es uno de mis ideales.
  • Principio de no culpa: entiendo que nadie quiere más que yo lo mejor para mi misma. Luego entiendo que las decisiones tomadas en el pasado, son las mejores decisiones que pude tomar en aquel momento, con la información que tenía. La perspectiva y el tiempo nos dan datos que nos empujan a juzgar severamente las decisiones que tomamos en el pasado.
  • Principio de contemplación: dedico bastante tiempo a la observación y vivencia plena. Creo que las prisas y el estrés nos hacen perdernos grandes cosas que acontecen cada día. Intento vivir de forma consciente, comenzando por las cosas más sencillas y terminando por pensamientos mayores.
  • Principio de gratitud: dar gracias a la vida, a las personas, a la Naturaleza, a todo aquello que nos rodea. Gracias por lo que soy, por lo que tengo y por lo que no. Tenemos mucho por lo que ser agradecidos, incluso en los peores momentos.

CRECIENDO DESDE DENTRO

¿Estás aburrido de la vida?
Entonces lánzate a hacer un trabajo en el que creas con todo tu corazón.

Vive por él, muere por él y toda la felicidad que creías que nunca ibas a conseguir, será tuya.

Dale Carnegie