Sácale partido a tu lado oscuro: la hora del Planeta.

Estás aqui Portada » Sácale partido a tu lado oscuro: la hora del Planeta.

Sácale partido a tu lado oscuro: la hora del Planeta.

Apaga la luz, enciende tu creatividad.

Es sábado 28 de marzo. Son las 11 de la mañana. 

Y posiblemente gracias a eso del cambio climático tenemos un día espectacular en la zona noroeste de la Comunidad de Madrid: 16ºC, cielo completamente despejado y muchas ganas de salir a la calle.

Adictos al running, niños con bicis o patines, papás recién estrenados empujando carritos, terrazas repletas de vecinos en su primer café de la mañana… Por fin el aire de primavera nos aleja de la naftalina. Esta primavera promete.

Para mí, como para muchas otras personas, hoy es uno de los días más importantes del año. Incluso más que el día de mi cumpleaños que, a veces, casi se me olvida. Hoy se celebra “La hora del planeta”.
Hay a quien este nombre aún no le suena a nada aunque, gracias al empeño de los medios de comunicación y al mayor apoyo de empresas e instituciones, son cada vez los menos. Para los que no tenéis aún acostumbrado el oído, os cuento que se llama así a una iniciativa de WWF que se celebró por primera vez en Australia en el año 2007, con el fin de movilizar a ciudadanos, empresas y gobiernos en la lucha contra el cambio climático. A diferencia de lo que alguna gente piensa, no se trata de ahorrar luz durante una hora – de ser así, el evento se realizaría un lunes a las 10 de la mañana con todas las empresas trabajando – sino de concienciar a los actores sociales para que actúen y alcen la voz a favor del planeta.

Las cifras a nivel global son más que significativas. Este año 172 países y más de 7.000 ciudades y pueblos de todo el mundo han apagado sus monumentos más emblemáticos durante esta hora. La Torre Eiffel, las pirámides de Gizé, el Vaticano, la Torre del Oro, la Torre de Hércules, la Puerta de Alcalá, el Palacio de Oriente o la Muralla de Ávila son protagonistas en esta noche, a los que se suman los edificios más representativos de algunos municipios de nuestra región como Villanueva de la Cañada, Valdemorillo, Colmenar Viejo, San Lorenzo de El Escorial y Sevilla la Nueva, que ya llevan años participando.

Un buen amigo me preguntaba el otro día: “¿y qué haces durante esa hora? Porque sesenta minutos son muchos minutos”. “O pocos” -le contesté-, “Sesenta minutos son muy pocos según en qué los inviertas”. Comparto contigo algunos de los grandes placeres y caprichos de los que puedes disfrutar durante la Hora del Planeta:

• Escucha música. Sin luz los matices de cada nota recorrerán tu cerebro como nunca antes.
• Charla con amigos delante de una buena copa de vino a la luz de una vela.
• Dibuja, pinta, esculpe, escribe. La oscuridad, el silencio y la luz de una vela inspiran desde hace años a la polifacética artista sevillanovense Regina G. Cribeiro, para convertir esta hora en arte. “Es cada año un momento de profunda inspiración, en el que la luz y las sombras de una vela dibujan los primeros trazos en mi lienzo”
• Practica deporte o medita: tu energía puede ser el mejor apoyo para el planeta.
• Juega a las tinieblas: con tus hijos o con tu pareja, lo que más te apetezca.
• Sal a la calle y fotografía la oscuridad. Luces y sombras, colores, formas y movimiento que sólo puedes cazar durante una sola hora, una sola noche al año.
• Participa en las actividades que se organizan en las ciudades y pueblos de tu entorno.

Ahora ya conoces más a fondo esta iniciativa. Nuestra próxima cita será el 26 de marzo del 2016, pero, hasta entonces, hay muchas pequeñas cosas que puedes incorporar desde hoy a tu vida cotidiana, para reducir tu huella en el planeta y, dicho sea de paso, ahorrar unos eurillos con muy poco esfuerzo. Aquí te dejo algunos de mis favoritos:

• Cuando cocino en casa, siempre tapo las ollas, cazuelas y sartenes. Así consigo ahorrar un 25% de energía y de paso mancho menos.
• Para cocer pasta no hacen falta litros y litros de agua. Coge una sartén y coloca la pasta dentro. Añade la misma cantidad de agua que de pasta y espera que se cueza a tu gusto. Tardará la mitad de tiempo ¡Ah! Y si sobra algo de agua, úsalo para regar. Es un hecho: a las plantas les encanta la pasta.
• Ahorra energía cuando uses tu ordenador. Hay muchas opciones de configuración y los nuevos equipos ya traen opciones predeterminadas para ello. Para los dummies, un par de cosas: salvapantallas negros y tiempo para hibernar en caso de inactividad inferior a los diez minutos. Ni acuarios ni frasecitas rebotando de esquina a esquina ni la foto de la familia de vacaciones.
• Usa regletas para los electrodomésticos que no tengan que estar constantemente encendidos y apágalas siempre que puedas. No ver la lucecita roja de tu tele en reposo ahorra un 33% de su consumo.
• Favorece el producto local. Intenta no comprar cosas que vengan importadas y transportadas desde el otro lado del mundo. Además estarás ayudando a los productores de la zona. Lo que se llama “barrer para casa”.
• Aislar puertas y ventanas: tanto para el frío como para el calor, no cuesta nada colocar burletes y aislantes adhesivos en las estructuras. También puedes desmontar los tambores de las persianas y colocar aislante térmico en las tapas.
• En nevera cerrada no entran moscas. Abre la puerta sólo el tiempo necesario para coger lo que necesitas.
• Antes de tirar, reutiliza. Busca en internet y verás la cantidad de cosas increíbles que se pueden hacer reutilizando materiales. Lo vas a pasar genial.

Ah, se me olvidaba presentarme. Mi nombre es Natalia y soy voluntaria de la asociación boadillense Eco de la Tierra (www.eco-tierra.org – info@eco-tierra.org). En ella trabajamos por la defensa del medioambiente y la biodiversidad a través de diferentes proyectos. Añade este último truco a tu lista: también tú puedes hacerlo.

By | 2016-10-23T16:18:03+00:00 febrero 2nd, 2015|Ahorro, Consejos, Ecología|0 Comments

Leave A Comment